11/06/2017 admin

Poner correctamente el precio de tu vivienda antes de salir al mercado, es uno de los obstáculos más comunes con los que se encuentran los propietarios que lanzan su vivienda al mercado y que dificultan la venta del inmueble.

Fijar un precio excesivo conlleva a que dicha vivienda se vea excluida, ya que el efecto de novedad en el mercado que percibe el posible comprador, aquel que busca comprar una casa, tiene una duración aproximada de unos 15 días desde su puesta en venta por parte de la agencia inmobiliaria o del propietario.

fijar-precio-de-la-vivienda-para-vender-tu-casaPor lo tanto, para que la vivienda que busca el posible comprador, se vea clasificada como “interesante” u “oportunidad”, desde el principio de la comercialización debemos de acertar en el precio, si no quedará automáticamente “desechada”, obligando así al vendedor a rebajar el precio de venta por debajo de su precio real de mercado, para que esta se vea de nuevo atractiva y pueda competir con aquellas que resultan motivadoras para su compra.

Se trata de que la vivienda sea percibida como “interesante” desde el día uno, de no ser así, la vivienda se va devaluando progresivamente.

¿Por qué mi vivienda no se vende?

Una vivienda que lleve un tiempo muy prolongado en venta puede deberse a varios factores… El caso más común es porque no se ha realizado una correcta valoración que se ajuste al precio real de la misma.

Tendemos a sumar en el precio del inmueble, el valor emocional y sentimental que tiene para nosotros, y por ello solemos acabar sobrevalorando la vivienda, haciendo que la realidad no se corresponda con su precio. Esto tiene como consecuencia que la vivienda quede por encima de otras similares en la zona, ayudando a sus vecinos a vender la suya primero, proyectando una imagen distorsionada y generando desconfianza en los potenciales compradores.

Una adecuada valoración supone más del 75% del éxito de la venta.

Para fijar el precio correcto ¿en qué me baso, en los inmuebles vendidos o en los que están en venta?

A la hora de fijar un precio hay que ser objetivo y para ello es importante contar con la opinión de un experto ya que este nos aportará objetividad y realismo.

Los inmuebles vendidos funcionan muy bien como indicadores, ya que nos informan de cuál fue el importe final de su venta (que suele ser distinto al de su publicación). Pero no son los únicos a tener en cuenta. Por ejemplo, las viviendas que actualmente se venden en una determinada zona pueden ser una buenísima referencia para fijar el precio más adecuado (analizando bien las situaciones geográficas, accesibilidad e infraestructuras de la zona, distribuciones y estancias, calidades, etc…), no nos olvidemos que al fin y al cabo estas son sus competidoras. Pero esto requiere de un análisis exhaustivo, y conlleva  hacer un estudio de mercado para aproximarse correctamente a ese precio de venta.

¿Qué signos indican que mi vivienda está fuera de mercado?

  • Pocas o ninguna llamada interesada en el inmueble
  • Pocas visitas en el anuncio
  • A causa de las 2 anteriores, no se realizan visitas físicas al inmueble
  • Pocas ofertas
  • Se venden viviendas de similares características por un precio más bajo

También es común ver como muchos agentes inmobiliarios, por miedo a perder la venta de dicho inmueble, no informen correctamente de la situación real al cliente. De este modo, el cliente no está recibiendo un correcto asesoramiento y el servicio prestado no estará siendo de calidad y en beneficio del cliente.

Esta situación dará como resultado a un propietario esperanzado e ilusionado que ve como su inmueble no se vende por tener un precio fuera de mercado, y un profesional (si se le puede llamar así) que lo único que hace es publicar una vivienda que nunca se venderá… Poco a poco esta situación desembocará en una gran pérdida de tiempo y dinero para ambos, por no enfocar bien la operación.

Tu vivienda se venderá, eso es seguro… sólo hay que dar con la combinación de precio y momento adecuada.

En resumen, hay que realizar un exhaustivo estudio de mercado. En Inmuebles Valencianos, este paso es fundamental para asesorar a nuestro propietario y que esté informado en todo momento de como su inmueble esta interactuando dentro del mercado inmobiliario.

Muchas veces el cliente acude a la agencia inmobiliaria con una idea preconcebida de cuánto puede valer su vivienda y lo correcto es que este sepa cuál es el valor que a día de hoy marca el mercado, quien en definitiva, mediante la ley de oferta y la demanda, fija el precio de su vivienda.